fbpx
Consejos para limpiar una pared pintada
Te vamos a dar ciertos consejos para limpiar una pared pintada. La limpieza de las paredes puede parecernos un desafío como puede ser una pared empapelada como o un trabajo de pintura decorativa. Si bien puede darnos miedo realizar la tarea de limpiar las paredes, es una tarea doméstica necesaria, y hay buenas noticias: no […]

Te vamos a dar ciertos consejos para limpiar una pared pintada. La limpieza de las paredes puede parecernos un desafío como puede ser una pared empapelada como o un trabajo de pintura decorativa. Si bien puede darnos miedo realizar la tarea de limpiar las paredes, es una tarea doméstica necesaria, y hay buenas noticias: no necesitas ningún limpiador de paredes especial, ¡los productos para el hogar a menudo son la solución!.

1- Evita los productos abrasivos o de base de amoníaco.

Evita los productos abrasivos y de base de amoníaco porque estos pueden rayar fácilmente. Comienza con productos simples. Los suministros básicos para el hogar pueden hacer el trabajo por sí solos. Estos productos incluyen jabón líquido o lavavajillas, agua, quitamanchas, bicarbonato y agua oxigenada.

2- Usa las herramientas adecuadas

Para las herramientas, necesitarás paños o trapos suaves, un cubo, un cepillo de espuma. Los productos suaves son mejores para evitar el desgaste del color y la superficie, los cubos se utilizarán para mezclar la solución de agua y jabón.

Empezar a lavar las paredes

Empieza a lavar las paredes con agua tibia y jabón líquido o friega platos. Siempre debes hacer una prueba antes de lavar toda la pared para evitar daños. El papel pintado y la pintura mate son pinturas más delicadas, por lo que hacer una prueba puede evitar cualquier complicación. Consejo profesional : usa jabón transparente para evitar problemas de rayas en la pared.

1- Técnicas de lavado

Una vez que hayas descubierto cómo reacciona la superficie a la solución de agua y jabón, ¡es hora de ponerte a trabajar! La mejor técnica es comenzar en la parte superior de la pared, trabajar hacia abajo y limpiar la superficie con movimientos ligeros y circulares usando un paño suave o un trapo.

2- Enjuague final

Dale a tus paredes recién limpias una última pasada para asegurarte de que el polvo y la suciedad desaparezcan para siempre, o al menos por ahora. Por último, seca la superficie de las paredes con un paño limpio y ¡listo! Consejo profesional : abre las ventanas para ayudar a que las paredes se sequen al aire sobre la marcha.

Manchas

¿Tienes manchas difíciles que no se quitan con el paño? Es hora de aplicar bicarbonato de sodio y agua. Combina media taza de bicarbonato de sodio y un cuarto de taza de agua hasta que se forme una textura pastosa. Frotar suavemente la mezcla en la pared con un trapo. Con esto eliminarás la mancha.

Mantén tus paredes limpias

Ahora que sabes lo fácil que es limpiar tus paredes, puedes desempolvar o limpiar regularmente las áreas de mucho tránsito. Y si tienes las paredes recién pintadas, habrá más interés en para mantener las paredes limpias. Solicítanos hoy un presupuesto, si a pesar de estos consejos tus paredes se siguen viendo sucias. Y si además quieres quitar el gotelé que tanto te aburre, llámanos.

Categorías: CONSEJOS
Etiquetas:

Contenido relacionado

Enviar
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!👋
Estás en Pintores en Valladolid. Puedes enviarnos un mensaje para cualquier duda.
A %d blogueros les gusta esto: